Sveinbjorn el Rojo nos regala este fantástico ejemplo, donde nos explica una metodología para poder trabajar no solo con centésimas de segundo, sino también con décimas y milésimas de segundo. Aún más, el ejemplo está pensado para que, si necesitáis otro tipo de fracciones, las podáis adaptar con unos pequeños ajustes.

¡Gracias, Svein! :-)

 

Bajarse pdf →  Pdf
Bajarse BD → BD